La salmonela en los perros

Varias bacterias de las especies de salmonella son capaces de producir diarrea aguda en perros.  La bacteria Salmonella es capaz de permanecer con vida durante muchos meses o años en el suelo y estiércol. En los perros, la enfermedad se adquiere por el consumo de alimentos contaminados, por el consumo de estiércol animal, o por contacto con superficies que han sido contaminadas por la diarrea de un perro infectado. 

Esta infección bacteriana es un riesgo en los perros alimentados con una dieta cruda, a menos que exista una higiene excelente  en la manipulación de alimentos en todo momento. Los cachorros y adultos jóvenes son los más susceptibles, junto con  los perros inmunodeprimidos por una infección viral, malnutrición, parásitos, hacinamiento o insalubridad. 


Los signos de la enfermedad son la fiebre, vómitos y diarrea.  La deshidratación se produce cuando el vómito y la diarrea se prolongan. Las bacterias que llegan al torrente sanguíneo pueden causar abscesos en el hígado, los riñones, el útero y los pulmones. La enfermedad aguda, dura de cuatro a diez días, puede ser seguida por una diarrea crónica que persiste durante más de un mes. Los perros con diarrea crónica expulsaran a la Salmonela en sus heces y son una fuente potencial de infección para otros animales y seres humanos. El diagnóstico se realiza mediante la identificación de bacterias de Salmonela en los cultivos de heces cuando el perro portador, o en las heces, la sangre y los tejidos infectados de perros que sufren de infección aguda.

Tratamiento: Los casos leves responden bien a la reposición de líquidos. Muchas Salmonellas son resistentes a los antibióticos comunes. De hecho, los antibióticos pueden favorecer el crecimiento de bacterias resistentes y prolongar la excreción fecal de las bacterias. En consecuencia, los antibióticos sólo se utilizan para perros gravemente enfermos. Las sulfamidas y las quinolonas son los antibióticos de elección.


La salmonelosis es una zoonosis (puede transmitirse a humanos), así que se debe tener cuidado y tomar medidas higiénicas cuando se trata a un perro con salmonelosis. Es importante usar guantes para limpiar los excrementos y desinfectar las áreas en las que un perro afectado ha eliminado la bacteria.

Entradas populares

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.